Elba, una mujer de 100 años y tres meses, fue la gran protagonista del programa «¿Quién quiere ser millonario?» de la noche del lunes feriado.

Contó que pese a no vivir aquí en la actualidad, era de Necochea y había adquirido una casa de veraneo. Su nombre completo es Elba Susana Caracino y es un récord al ser la participante de más edad en concursar en el programa a nivel mundial.

«Estoy emocionada, ahora me conocen en todos lados. En Necochea este verano van a decir ‘es la que estuvo en la televisión y ganó trescientos mil pesos’, que en esta época me vienen muy bien», contó riendo después del programa.

Además confesó que el dinero que ganó lo iba a usar para viajar a San Juan.

«Es la única provincia que no conozco y me gustaría visitarla. He tenido oportunidad de conocer todo el resto del país y Europa; pero me queda San Juan», le comentó al conductor Santiago del Moro, entre pregunta y pregunta.

Con una lucidez envidiable, se bajó del programa de Telefé cuando no supo qué responder a la pregunta por el medio millón de pesos y retirándose sabiamente con los 300.000 que ya tenía asegurados.

Su historia

Hoy reside en San Cristobal, Ciudad de Buenos Aires, tiene dos sobrinos, es amante del cine y de las salidas con sus amigas de toda la vida.

Eduardo, su marido, murió hace 25 años y ella pasó malos momentos. «Estuvimos casados 41 años. Lo extraño muchísimo. Me costó mucho, pero me resigné ahora».

«Primero llorás, te quejás, pensás que fue muy triste lo que te pasó. Pero después te tenés que acostumbrar, no queda otra», dijo Elba, que no usa audífonos y recibió elogios y aplausos durante todo su paso por Quién Quiere Ser Millonario. «Y no necesito anteojos para leer», destacó.

No tuvieron hijos. Hoy reparte su tiempo entre sus amigos y sus sobrinos.

Comentarios

comentario/s