Ayla Kirstine vive en Noruega y su historia haría las delicias de Peter Shaffer, el dramaturgo de Equus, aquella pieza teatral centrada en un joven fascinado con los caballos. Ocurre que Ayla se autopercibe desde hace varios años como caballo. Sus videos galopando como un equino y saltando vallas la volvieron un personaje famoso fuera de su país.

Por su parte, la muchacha, conocida como «mujer caballo», se dedicó a subir videos en su cuenta de Instagram. “Cuando tenía cuatro años amaba a los perros y quería ser un perro», le contó en una entrevista al portal Insider. «Entonces, cuando supe que me gustaban los caballos, solo usé lo que había aprendido”, relató entonces.

“Realmente no sé cómo he logrado evitar lastimarme las muñecas, pero no tengo ningún dolor en mi cuerpo”, aseguró sobre el hecho de nunca haberse lesionado mientras galopa y hace los movimientos de un caballo. De hecho, se la ha podido ver saltando bancos y vallas, tal como si fuera una prueba de equitación.

Sin embargo, no pudo evitar a los intolerables que nunca faltan y por la agresividad de los comentarios se vio obligada a cerrar su perfil de Instagram. Así y todo, no está sola en el mundo y otra mujer que también se autopercibe caballo mantiene una cuenta de Instagram con 52 mil seguidores, en la que también imita los movimientos de los equinos.

Comentarios

comentario/s