Por redacción Primicias2262

 

A pesar de que la situación económica actual dificulta el poder considerar grandes inversiones en cuestiones estéticas y funcionales, resulta de gran importancia poder contar con mejoras que puedan dar un impulso a la ciudad y la hagan más atractiva, sin depender exclusivamente de los fondos públicos y de las decisiones políticas que se requieren para hacer cualquier obra.

Es ahí donde se puede valorar la iniciativa de comerciantes e instituciones que pese a las dificultades que se presentan hoy en día, destinan fondos privados a efectuar mejoras en los frentes, veredas o simplemente en las vidrieras y los servicios ofrecidos.

Por un lado, es destacable la labor que está haciendo, en cuanto a gestiones y propuestas de mejoras, todos los integrantes de Cuneq (Comerciantes Unidos de Necochea y Quequén), que tienen intenciones no solo de ofrecer descuentos en sus locales sino de apostar a hacer pequeñas obras que contribuyan a tener un centro comercial más atractivo visualmente.

Entre los proyectos a corto plazo de Cuneq, por ejemplo, más allá de las propuestas y ofertas que puedan hacer puertas adentro de sus comercios, está la idea de colocar nuevas luminarias y pintar cordones y sendas peatonales con recursos propios.

La Cámara Comercial también está realizando algunas gestiones y se ha reunido con el Ejecutivo municipal con el fin de mejorar el movimiento que hay en el centro.

La necesidad de cambiar el paradigma de la queja constante por una actitud de compromiso ciudadano

 

En el centro también es destacable la inversión que está realizando el Banco de la Provincia de Buenos Aires, ya que se están colocando todas las baldosas nuevas en la esquina de Necochea más transitada por peatones. Estos cambios son parte de una reforma integral que realiza la institución internamente y que también afeta a la estética externa.

Por otra parte, cabe recordar que se tratará en el Concejo Deliberante la propuesta de quitar el estacionamiento medido los días viernes y sábados, como una medida más propuesta por el sector privado para poder sobrellevar la situación actual de manera un poco más holgada y beneficiar a los clientes.

Queda claro que el compromiso ciudadano es tan importante como la inversión y hay ejemplos de esto en cada rincón del distrito, donde asociaciones civiles y pequeños grupos humanos impulsan pequeñas acciones que contribuyen a mejorar algún aspecto de su entorno.

Para dar otro ejemplo de lo que pueden hacer las buenas intenciones y las ganas de ver crecer la ciudad sin hundirse en la facilidad y comodidad de la crítica destructiva a través de las redes sociales, en la última sesión del Concejo Deliberante se aprobó por unanimidad un proyecto del vecino Marcelo Sangla, que siendo plomero se ofreció a reparar y mantener voluntariamente las fuentes de agua de los espacios públicos.

Los Amigos del paraje Las Cascadas, los vecinos del Paseo de la Ribera, Ayudando a Crecer, los comedores, los merenderos, la Cruz Roja, las asociaciones cooperadoras y muchas entidades más, están llenas de personas con ganas de hacer. Por eso, es valioso en estos momentos dejar las críticas de lado, destacar el trabajo de quienes dedican tiempo a realizar acciones positivas y tomarlo como una actitud a imitar.

Comentarios

comentario/s