Un peligroso sujeto, que se hallaba prófugo de la Justicia desde febrero pasado, fue detenido durante un allanamiento realizado por efectivos de la Prefectura Naval Argentina en una vivienda de calle 69 entre 90 y 92.

El detenido es Ariel Antonio Zurita, soltero, quien oportunamente fuera condenado a cumplir una pena de 11 años de prisión por “rapto en concurso real con abuso sexual y lesiones leves en perjuicio de dos menores de edad”, hecho ocurrido el 18 de junio de 2016.

El allanamiento fue ordenado por el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Necochea, a cargo de la Dra. Luciana Irigoyen, y cumplimentado por unos 30 efectivos de la Prefectura de Quequén a cargo del titular de la UFI Nº 10, Dr. Eduardo Núñez.

Comentarios

comentario/s