Fue retirado el planteo de la Gobernación para que los municipios, entre ellos Necochea, sólo puedan ajustar el valor de sus tasas hasta un 38%. Los subsidios de la tarifa social de energía eléctrica y al transporte urbano de pasajeros serán atendidos con recursos del Estado bonaerense, en un monto similar a lo que abonó la Nación en 2018. Los porcentajes de afectación a infraestructura del Fondo Educativo permanecerán el año que viene similar al actual. El tope de gastos de los HCD se fijó en 2% sobre el total del presupuesto municipal. Hoy es de hasta el 3%, pero el Poder Ejecutivo bonaerense pretendía 1,5%. De lo que se recaude por los juegos de azar una parte se coparticipará de acuerdo al Coeficiente Único de Distribución que tenga cada comuna.

El Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Necochea podría solicitar un aumento de tasas por encima del 38%, según surge de la eliminación de esta limitante que fue aprobada en el marco de las sesiones extraordinarias de la Legislatura en las cuales se sancionaron en las últimas horas los proyectos de ley impositiva y fiscal, y la ley de presupuesto para el ejercicio bonaerense 2019. Algo quedó claro: el impuesto inmobiliario urbano se ajustará en 38%.

Incluso, las comunas no se verán obligadas –por lo menos de entrada- a hacerse cargo de los subsidios que la Nación le traslado a la Provincia y que esta pretendió realizar lo propio a las comunas en atención a la vigencia de la tarifa social eléctrica y el costo para sostener el transporte urbano de pasajeros en cada municipio.

Estas posibilidades estuvieron incorporadas en la iniciativa originaria que el Poder Ejecutivo remitió a diputados y senadores provinciales, quienes, tras las negociaciones del caso, retiraron estas particularidades.

Los porcentajes de afectación del denominado Fondo Educativo se mantendrán en 2019 similar a 2018, de acuerdo a fuentes que han leído en detalle el expediente sancionado esta madrugada de martes 4 de diciembre.

El límite de gastos que tendrán los HCD para 2019 será de hasta 2% del monto total del presupuesto municipal. Regía 3%; se había propuesto reducirlo a 1,5%, pero quedó fijado en el aludido 2%.

Por otro lado, la Provincia avanzó en una serie de concesiones. Entre ellas aparece la autorización al Tribunal de Cuentas de la Provincia de eximir de las sanciones previstas en su Ley Orgánica a los intendentes y funcionarios que hayan autorizado recursos afectados para otros fines.

La cláusula está prevista en el artículo Nº 34 del proyecto modificado y representa una demanda de los jefes comunales, quienes hicieron pesar el contexto de crisis económica como argumento. Se aclara, no obstante, que el cambio de destino de los fondos debe estar fundado en “razones de carácter excepcional”.

“Estos recursos deberán ser restituidos a las cuentas correspondientes en un plazo no mayor de veinticuatro (24) meses, desde el cierre de ejercicio en el que hubieran sido utilizados”, se precisa en el artículo. Las eximiciones a aquellos funcionarios que tengan deuda con organismos del Estado.

Por otro lado, Provincia le impone a aquellos municipios que tengan déficit un “Plan de Saneamiento financiero” para cancelar el déficit en tres años, “a razón que impacte como mínimo un treinta y tres con treinta y tres por ciento (33,33%)” en cada ejercicio.

La disposición tiene el sello personal del titular de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, arquitecto del Pacto Fiscal y obsesivo con que los municipios sean sustentables y haya un cuidado de los recursos.

La Provincia introdujo la creación de un régimen especial de ayuda financiera para “financiar total o parcialmente obras municipales”, una declaración que a muchos hace acordar al Fondo de Infraestructura Municipal. El artículo Nº 39 establece que ese fondo se regirá por la ley de presupuesto “y las normas que en su consecuencia se dicten”. Para acceder a las obras, los municipios deberán presentar el proyecto y presupuesto de la obra a financiar.

Habrá una distribución, por índice de coparticipación, de lo que se recaude por los juegos de azar que tendrán gravámenes nuevos. Se fijó un aporte del 2% sobre todos los premios resultantes de las sucesivas apuestas slots, que se destinará a los municipios: 7% destinado a la totalidad de los municipios de la Provincia de Buenos Aires, según Coeficiente Único de Distribución (CUD) y 3% a municipios que cuenten en su territorio con salas de juego, según CUD. El remanente del aporte se girará al Fondo de Progreso e Inclusión Social.

Por último, hubo un guiño para los productores agropecuarios.  Se otorga para un crédito fiscal anual materializado en forma de descuento en el monto del Impuesto Inmobiliario Rural del 20% “para los inmuebles destinados exclusivamente a producción agropecuaria”.

Un pequeño “memo” que llegó estas horas a manos de autoridades municipales de Necochea intentó convertirse en una suerte de resumen de lo que algunos consideraron lo más relevante de lo que resultó el tratamiento que hizo la Legislatura a estos expedientes.

El detalle al que accedió este periodista es el siguiente:

  • La tarifa social de energía eléctrica no será a cargo del municipio sino que será soportada por la provincia.
  • Los subsidios al transporte no serán a cargo del municipio sino que serán soportados por la provincia, hasta llegar a un tope equivalente a los valores de 2018.
  • Los aportes para el sostenimiento del CEAMSE no serán a cargo del municipio sino que serán soportados por la Provincia.
  • Los porcentajes de afectación a infraestructura del Fondo Educativo permanecerán en los mismos términos de la Ley de Presupuesto 2018.
  • No se ha establecido tope al aumento de las tasas municipales.
  • Se han incorporado los artículos Nº 47, 48, 49, 50 y 51 del texto del presupuesto vigente, en la ley de Presupuesto 2019 con los números Nº 32, 33, 34, 35 y 36. Y se agrega el Art. Nº 37 que dice: “…Exímase de responsabilidad legal, económica y administrativa a los funcionarios Municipales que hayan autorizado pagos en concepto de bonificación por antigüedad al personal de planta temporaria durante el ejercicio 2018…”
  • El límite a los gastos de los concejos deliberantes pasó de una propuesta inicial de 1,5% a un 2% del presupuesto municipal.
  • Se mantuvo artículo similar al 130 de la ley fiscal 2018 que establece crédito fiscal para partidas inmobiliarias rurales pasando el mismo de un 35% a un 20%. (Sudoeste bonaerense)
  • Referido a la recaudación de las patentes por parte de los municipios se establece que lo realizarán a partir del año 2008 para atrás, siendo este el de mayor venta de automóviles en las últimas décadas.
  • De lo que se recaudará de juegos de azar una parte se coparticipará por CUD a los municipios.
  • Por último destacar que se incorporaron obras en municipios en los cuales no había obras presupuestadas o tenían obras de muy poco valor.

 

Comentarios

comentario/s