Ledesma: el plus que cobran los médicos “es una práctica ilegal y hay que tomar cartas en el asunto”

El secretario General de la CGT Necochea pasó por “Voces de la Ciudad” y criticó abiertamente esta vieja práctica que llevan adelante los profesionales médicos de cobrar un plus en negro a los pacientes por sobre la cobertura de las obras sociales. Todo viene a colación de una decisión del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires de institucionalizar dicha práctica en todo el territorio bonaerense, y ya no sólo en pequeñas o medianas localidades.

Ante ello, la CGT local ha elevado una nota al Ejecutivo Municipal y al propio gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, a fin de manifestar la preocupación por dicha aplicación de la resolución dictada por el Consejo Superior del Colegio de Médicos de la Provincia, que lleva el valor módulo gasto operativo del consultorio a 1000 pesos actualizable.

Ante la consulta del periodistas Jorge Gómez sobre este plus en negro”, Ledesma enfatizó que “es una práctica que se viene llevando adelante hace varios años y que ha traído diferentes conflictos, pero se había sostenido de manera irregular o informal, pese a que incluso ha habido declaraciones periodísticas del presidente del Círculo Médico, reconociendo la práctica, pero ahora lo han institucionalizado, lo que agrava todavía más la situación porque es un perjuicio evidente dirigido al eslabón más débil de la cadena, que es el paciente, que en una situación absolutamente desfavorable debe someterse a un pago indebido para poder acceder a la atención médica”.

Ahora, el colegio provincial lo ha formalizado de manera parcial, pero no obstante, “no dice la resolución de qué manera lo van a implementar, qué carácter contable tendrá y de qué forma se va a incluir dentro del convenio con las prepagas y las obras sociales”, objetó Ledesma.

“La otra cuestión que es grave también, es que se ha extendido a todo el territorio de la Provincia de Buenos Aires, ya que esto viene pasando en localidades medianas o chicas como la nuestra, pero en los grandes centros urbanos no sucedía, tal el caso de Mar del Plata, donde vecinos nuestros emigran para ser atendidos sin tener que pagar este dinero, pero ahora la resolución involucra a toda la provincia”, amplió.

Vale recordar que la naturalización del pago del famoso plus es de hace mucho y no hay constancia de nada, porque es un dinero que circula en negro entre los que reciben la atención y el prestador médico, respecto a lo cual el gremialista sostuvo que “la ausencia de controles ha permitido naturalizar una práctica que es ilegal y lesiva con los intereses de los usuarios de prepagas y obras sociales, y en una cuestión tan sensible como la salud”.

Pero además, señaló otra cuestión colateral: “Todos estos déficits de la salud privada han venido recargando sistemáticamente la atención pública, y muchas de las problemáticas que hoy vemos expuestas en las quejas que se han vertido sobre la atención pública en los hospitales municipales tienen que ver con esta problemática”, argumentó Ledesma, quien definió como desnudo al sistema público de salud ante un Colegio de Médicos de la provincia, y es algo que se da desde hace muchos años “que ha decidido institucionalizar esta práctica y blanquear lo que vienen haciendo”.

Al fijar la lupa sobre lo local, manifestó que “tenemos un Concejo Deliberante que tiene una sobre representación de la actividad médica profesional, hay dos médicos y una licenciada en Psicología, y por lo tanto el poder político local tiene el conocimiento de cuál es la situación y supongo que tendrá herramientas para dar la solución”.

Ante el argumento de parte de los médicos de que no se ponen de acuerdo con las obras sociales por el monto que desean recibir, y por lo tanto, cobrarle esa diferencia directamente al paciente, afirmó: “Es muy flaco y espero que no se extienda, estamos hablando de la salud de la gente y argumentos monetaristas no van”.

Finalmente, Ledesma aseguró que “sin dudas faltan controles del Estado”, y aseveró que “estos cobros indebidos con cuatro inspectores de AFIP y uno del Ministerio de Trabajo se resuelven en una semana, ya que el cobro es en negro por parte de las secretarias que atienden los consultorios y que ponen la cara cuando tienen que cobrar el plus porque los médicos no tienen la dignidad de poner la cara ellos”.

Añadió: “Creo que hay que tomar una decisión política porque llegamos a una instancia en la que el círculo termina afectando directamente al conjunto de la sociedad, ya que si la atención de la salud privada es deficitaria, se extiende y perjudica a los servicios de salud pública, que están hechos para dar acceso a la salud a quienes no pueden pagar una prepaga o no tienen acceso a una obra social”.