Lo aseguró el jefe comunal, Facundo López, en el marco de una entrevista realizada por el programa “Voces de la Ciudad”, que se emite por LVQ Radio 99.9 Mhz. en FM, con la conducción del periodista Jorge Gómez.

“El problema de la falta de agua fue mucho más grande y creo que en el momento en que ocurrieron la seguidilla de roturas de pozos no se tomó la real dimensión de la afectación del servicio y todavía estamos teniendo las consecuencias”, reconoció en el inicio de la charla.

Según puntualizó, “en el día de ayer se pusieron dos pozos en funcionamiento y tuvimos que pagar 11 millones de pesos para repararlos”, añadiendo que “no se espera que 5 pozos salgan de servicio en distintas zonas”.

El intendente, recordó que “en Quequén, el año pasado, tuvimos un problema que se quedó sin agua la zona de Puente Colgante, Avenida Lobería y Estación Quequén porque había un único pozo funcionando y salió de servicio. En ese momento se arregló ese pozo y se puso en funcionamiento otro que no estaba y con eso se mejoró y solucionó el problema”, agregando que “hoy, que se ve la presión disminuida, es porque uno de esos pozos fue el que se quemó”.

“En toda la zona de Centro Empleados de Comercio, Barrio Municipal, San Martín y Los Naranjos, fue que las dos bombas del sector se quemaron. Ayer se cambió la del Barrio Municipal y hoy están cambiando la de Empleados de Comercio”, indicó.

Además, López sostuvo que “estamos haciendo una mejora en el caño madre del sector del Barrio 9 de Julio y Los Tilos, que se va a ver muy beneficiado ese sector con aumento de presión, porque cerramos el anillado. A Necochea le falta pozos por su extensión, pero además le falta cerrar anillos para que todos los pozos trabajen en simultáneo y para el mismo sector”.

“Entiendo a la gente y le pido disculpas a la gente, pero también es cierto que tantos años de retraso en tarifas eléctricas conlleva a que en el sector no hubiera la inversión necesaria y, en el mientras tanto, todos los ciudadanos mejoramos la cuestión electrónica de nuestros hogares”, dijo.

En ese sentido, apuntó que “cuando tenemos 35 o 36 grados, tenemos un exceso en el consumo energético y la baja de tensión, en algunos lados, la pudimos soportar y en otros no y ahí se nos quemaron muchas bombas”.

Por último, estimó que “entre hoy y mañana se están normalizando los sectores más afectados”, añadiendo que “ahí estaríamos en condiciones de ir regularizando el servicio y la semana que viene comenzaremos con las licitaciones de nuevo para los dos pozos que están pendientes, porque hubo empresas que cerraron por vacaciones ya”.

Comentarios

comentario/s