La comunidad vasca de Necochea evocó este viernes a su patrono, San Ignacio de Loyola, y como cada 31 de julio colocaron ofrendas florales en los monumentos al general Mariano Necochea y al fundador de nuestra ciudad Angel I. Murga, para finalizar la celebración frente al árbol de Guernica, donde se realizaron los bailes típicos de la colectividad.

Las autoridades del Centro Vasco «Euzko Etxea», entidad que este año celebra el 75° aniversario de su fundación, fueron acompañadas por el intendente Arturo Rojas y por el secretario de Gobierno, Jorge Martínez.

La presidenta del Centro Vasco, Cristina Zubillaga, indicó que pese a la emergencia sanitaria por el coronavirus «no podíamos faltar porque trabajamos mucho desde casa -de manera virtual- para poder juntarnos hoy a rendir homenaje en este día tan caro a nuestros sentimientos”.

“Esto se vive naturalmente y se transmite de generación en generación, y de hecho acá se puede ver como los chiquitos juegan alrededor del árbol y alimentan el semillero que tenemos”, indicó.

Frente al árbol de Guernica, símbolo de las libertades vascas» se colocaron rosas rojas y blancas, se entonó el himno y se realizaron los bailes típico de esa comunidad.

Comentarios

comentario/s