Necochea debe ser una de las pocas ciudades en el mundo (sino la única) en la que las autoridades se dan el lujo de tener más de cuarenta autos abandonados, oxidándose a menos de una cuadra de la plaza central.

Ocupando todo el serrucho de estacionamiento del frente de la Comisaría Primera, los vehículos secuestrados se van deteriorando cada vez más y van dejando una postal que contrasta con el buen estado que se está tratando de mantener en la plaza Dardo Rocha.

Como el serrucho de estacionamiento no es suficiente, han optado por ponerlos en doble o hasta triple fila, subiéndolos encima de la vereda, como buscando que el paisaje sea de aún mayor abandono.

El punto no es que los vehículos queden allí por tiempo indeterminado, más allá de las complicaciones que le trae a la gente que quiere estacionar en esa zona de la avenida 58 y tiene que dejar el auto a varias cuadras porque no hay lugar en otro lado. El asunto es que tienen las gomas desinfladas, están chocados, no tienen vidrios, están suscios, escritos y acumulan hojas y basura en la parte de abajo.

En el lugar hay autos, camionetas sin parabrisas, un arenero y hasta neumáticos tirados entre medio.

En una ciudad turística, tener este paisaje en pleno centro, frente a la Comisaría Primera, al Registro de las Personas, al Correo, a dos cuadras de la Municipalidad y a una de la Iglesia central, es algo que resulta dificil de creer.

Observando hacia el otro lado de la avenida 58, sobre la vereda del Correo, también se puenden ver durante todo el año otros cuatro o cinco autos abandonados y con las gomas en llanta, ocupando lugar en la vía pública y complicando a la gente que necesita estacionar para trabajar o hacer algún trámite. Uno de ellos es un patrullero, aunque antes de la renovación de unidades móviles supo haber algunos más.

En varios lugares

Un panorama similar se ve en el acceso a Necochea por ruta 86, donde está la Patrulla Rural y tiene varios vehículos tirados a metros de la cinta asfáltica, entre los pastizales.

En la Comisaría Segunda de la Villa Díaz Vélez, también hubo varios vehículos secuestrados que quedaban allí por meses pero no hace mucho se retiraron y el número ahora es mucho menor.

Todo esto se da porque el predio de Tránsito continúa colapsado y aún no se han podido tomar medidas para liberarlo de tanta chatarra.

Arreglos en la plaza

En contrapunto de lo que se ve a cincuenta metros, en estos días también se estuvieron haciendo algunos arreglos en la plaza Dardo Rocha, que se encuentra prolija y bastante bien mantenida. Esto es un denominador común de esta gestión que, a diferencia de las anteriores, se está preocupando en mantenerlas en buen estado, a pesar de lo difícil que resulta en esta época en que el pasto crece muy rápido.

Entre los trabajos de mantenimiento se vio a personal del Corralón Municipal trabajando en el barrido de veredas, emprolijamiento de laterales de las veredas y rellenado de las partes que dan al cordón de la calle, ya que quedaba un desnivel alto que podía hacer que alguien se tropiece.

Comentarios

comentario/s