El secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén “Cholo” García, declaró el estado de alerta del gremio
ante “la amenaza de algunos intendentes” de despedir trabajadores y reducir salarios a raíz de la crisis generada por el coronavirus, a quienes calificó como “miserables”, en línea con los dichos del presidente Alberto Fernández
contra empresarios del sector privado.

“Algunos intendentes quieren cortar el hilo por lo más delgado y que la crisis la paguemos los trabajadores.  La decisión del intendente de Olavarría Ezequiel Galli de amenazar con despidos cae dentro de la definición de «miserable» que efectuara nuestro presidente”, sostuvo hoy en un comunicado de prensa.

García, que representa a unos 200.000 empleados y obreros municipales de la Provincia de Buenos Aires, reclamó la intervención de la ministra de Trabajo provincial Mara Ruiz Malec con el propósito de que el intendente de
Cambiemos  “dé marcha atrás” a un decreto que habilita la reducción del personal ”bajo el pretexto de  la emergencia económica”.

“Esto está en franca violación de la Ley 14.656, la Constitución provincial y la Constitución Nacional, por eso presentamos como Fesimubo una denuncia formal ante la ministra Ruiz Malec”, detalló.

En este sentido, el dirigente sindical advirtió que “no nos vamos a quedar con los brazos cruzados, esperando que se violen todas las leyes laborales” y reveló que “ya por lo bajo algunos otros intendentes se están quejando y abriendo el paraguas para reducir salarios hasta en un cincuenta por ciento, terminar con las horas extras y despedir trabajadores”.

“Si bien entendemos que en abril la baja de la recaudación de las tasas va a ser importante, de igual modo no podemos aceptar que las crisis siempre la paguemos los trabajadores”, remarcó.

Asimismo, García denunció que “los intendentes toman de rehenes a los trabajadores colocándolos en las más paupérrimas condiciones laborales y salariales haciendo de la arbitrariedad el estilo de su ineficiente administración”.

Para García, “en las horas difíciles que atraviesa nuestro país se requieren decisiones responsables por parte de todos quienes ejercen funciones políticas y de gobierno donde la solidaridad sea el fundamento central”.

“El intendente Galli pretende arbitrariamente, por cierto y sin ningún reflejo de solidaridad o comprensión, dejar sin trabajo a muchas y muchos trabajadores municipales”, acusó.

Por último, el secretario general de Fesimubo adelantó que “hasta tanto no se expidan las autoridades provinciales esta Federación mantendrá el estado de alerta, pero para el hipotético caso en que se produzcan despidos se adoptarán todas las medidas que sean necesarias hasta su restablecimiento inmediato”.

Comentarios

comentario/s