Así lo expresó el referente de Identidad Vecinal, Marcos Fernández, quien a pesar de comunicar que deberán reducir el personal de trabajo asistencial de la brigada solidaria que a diario transita las calles de nuestro medio, seguirán brindando ayuda a las familias más necesitadas.

En estos meses de dura situación económica por las consecuencias de la pandemia de coronavius, situación que dicho sea de paso, en los últimos tiempos se ha ido agudizando fundamentalmente en los barrios vulnerables, una de las instituciones locales que ha dado la cara a diario con su ayuda es Identidad Vecinal Necochea Quequén, cuyo referente Marcos Fernández, afirmó a través de un video en redes sociales que no cesarán en su asistencia a familias, aun en este presente delicado que explotó en Necochea con los casos positivos.

“Cuesta mucho hablar… va a ser muy difícil trabajar y seguir asistiendo a tantas familias que cuentan con nuestra ayuda”, señaló con tristeza Fernández, pero al toque aseguró que “la decisión que ha tomado este equipo de Brigada Solidaria es seguir adelante. Vamos a continuar trabajando a partir del lunes, acompañando a la gente, no le vamos a soltar la mano a ningún vecino de Quequén y Necochea. Vamos a seguir de pie”.

Recordó al mismo tiempo que se venía haciendo un trabajo muy grande para asistir a las familias y tratar de que nadie pase de hambre, y se seguirá haciendo, y agregó: “No vamos a juzgar a nadie, pero sí tenemos mucha bronca porque hoy en día el virus está circulando en la ciudad”.

Debido a este retroceso que sufre la ciudad en cuanto a sus movimientos, Fernández informó que “obviamente trabajaremos con un equipo mucho más reducido. De 23 que somos, se reducirá a cinco o seis pesonas”, “pero queríamos darles la tranquilidad de que seguiremos acompañando a cada familia y asistiendo”, insistió.

En tal sentido, manifestó que “pedimos que ayuden porque esto es como volver a empezar desde cero. La persona que de a poco salía a hacer changas, ya no las va a poder hacer. Esas personas que no tienen un sueldo fijo y viven de las changas, lamentablemente tienen que volver a encerrarse y son las personas que van a necesitar nuestra ayuda”.

Por consiguiente, “a partir de este lunes vamos a seguir con la campaña para juntar alimentos”, aseveró, para subrayar que “también es muy importante para nosotros la donación de alcohol líquido y barbijos”, y remarcó el trabajo en conjunto que se lleva a cabo con Desarrollo Social del municipio, a cargo de Sandra Antenucci, y el Consejo Escolar, a la hora de la aistencia alimentaria.

Vale destacarse que hasta el momento, la brigada solidaria de Identidad Vecinal ha logrado llegar con ayuda a 486 familias de la ciudad, y se ha podido reforzar asistencia a cerca de 50 de ellas, y como ahora la situación es mucho más difícil, una y otra vez el respaldo de la población.

Comentarios

comentario/s