Nuevos términos y condiciones de WhatsApp: qué es lo que cambia

Los cambios en los términos y condiciones anunciados por WhatsApp a principio de año entrarán en vigencia este mes, según anunció la compañía. La nueva política iba a ser implementada en febrero pero debió posponerse por la polémica que suscitó entre los usuarios de la app.

El anuncio de que parte del contenido de WhatsApp podía ser compartido con Facebook, empresa dueña del servicio de mensajería, generó confusión entre los cientos de miles que usan la aplicación para comunicarse a diario. Los nuevos términos y condiciones fueron vistos como un avance sobre la privacidad de los usuarios.

Si bien desde WhatsApp negaron que se tratara de esto último, decidieron postergar los cambios que entrarán en vigencia este mes. El 15 de mayo será la fecha límite para aceptar los nuevos términos.

Desde la compañía explicaron que la actualización proporcionará mayor transparencia en la forma de recopilación y uso de datos y forma parte de la integración de datos con Facebook, plataforma que también tiene como dueño a Mark Zuckerberg.

Cambios

En la notificación de los cambios, que fue llegando a los usuarios a principio de año a través de un mensaje emergente en las pantallas, WhatsApp anunciaba que, a partir del 8 de febrero, podrá «usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp” y asociarse con la red social «para ofrecer integraciones en los productos”.

El mensaje también notificaba que, luego de la fecha indicada, «deberás aceptar las actualizaciones para seguir usando WhatsApp».

Dentro de los datos que la aplicación ahora compartirá con Facebook se encuentra el número de teléfono del usuario, la información básica de su perfil, la ubicación del dispositivo, los contactos y los estados compartidos. «Podemos usar la información que recibimos para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros servicios», explicó WhatsApp en su momento.

En cuanto a las conversaciones, la aplicación asegura que seguirán protegidas por el «cifrado de extremo a extremo».