Llegando al mediodía de este miércoles y con la supervisión del intendente Arturo Rojas, la empresa local Hidracil comenzó a volcar el asfalto en caliente en la intersección de la Avenida 59 con la calle 56, dando el puntapié inicial a una obra de recapado que cambiará por completo la cara de una de las arterias más importantes de la ciudad y comenzará a transformar la vida de los vecinos.

Acompañado por el director de Infraestructura, Marcelo Gómez, y antes de arrojar algunos detalles técnicos correspondientes al operativo, el Jefe comunal recalcó que “esta obra tiene que ver con una de las tantas que quedaron inconclusas de la gestión anterior, de convenios que estamos tratando de ir reactivando con recursos que van ingresando a las arcas municipales”.

Sobre la planificación de este accionar, la máxima autoridad señaló que “ya habíamos comenzado en las calles 53 y 67, y ahora se levantaron seis cuadras de la 59 para ir asfaltando a partir del día de hoy”, en el marco del “mejorado de esta Avenida que se encuentra en muy mal estado y, también, de un gran plan de bacheo que hemos comenzado con cuadrillas municipales y que estamos haciendo por administración”.

“Esta es una de las principales avenidas y tenemos que ir mejorando su transitabilidad, destacó Rojas, pero además “tenemos pedido en el Ministerio de Infraestructura un plan de iluminación con led”, que contemplaría el recambio de unas 600 luminarias en las principales arterias y que, además de promover una notable mejora para la seguridad ciudadana, implicaría un mayor ahorro de energía.

Volviendo a los compromisos que se dejaron inconclusos durante el anterior mandato municipal, el Intendente reveló que “la Provincia mandó anticipos y las obras nunca empezaron”, por lo que “hoy tenemos que devolver esos anticipos con los intereses correspondientes y, en algunos casos con mayor gravedad, con certificaciones de obras que no se hicieron, lo que implica avanzar con una denuncia penal”.

Por su parte, Marcelo Gómez señaló: “hemos comenzado en la bocacalle de 59 y 56 con una carpeta de asfalto en caliente”, con la que se buscará llegar hasta la 52 en el día de la fecha, para “seguir por las calles de la plaza, entre 56 y 58 -en ambos sentidos-, la semana entrante”.

El funcionario agregó que, en simultáneo, se siguen realizando trabajos de bacheo en distintos puntos con personal municipal y que se comenzaron a hormigonar los sectores donde paran los colectivos urbanos, “para que sea más duradero y evitar el deterioro que provoca en el asfalto el derrame de combustible y las constantes frenadas de las unidades”.

Comentarios

comentario/s