La asociación civil Corazones Solidarios, más conocidos como Padrinos del Durazno, viajaron el fin de semana a Jujuy para hacer una nueva entrega de alimentos, ropa y golosinas para los chicos de la escuela rural que asisten desde hace ya un buen tiempo, gracias a la solidaridad de muchos necochenses y quequenenses.

Además, esta vez tienen pensado colaborar con un jardín de infantes ubicado en Santiago del Estero, al que también es bastante difícil llegar. El objetivo es lograr todo esto para el Día del Niño.

El último viaje realizado con mucha cantidad de provisiones y además diferentes materiales de construcción, instrumentos musicales y regalos, fue durante el mes de noviembre pasado, siendo un largo, caluroso y agotador viaje que duró varios días y estuvo lleno de problemas inesperados. Pero lo lograron.

Cabe recordar que la escuela de El Durazno (Tilcara) funcionaba en un importante grado de precariedad y gracias al trabajo solidario de este grupo de personas y a su esfuerzo, van consiguiendo que esos chicos que van a la escuela en plena montaña, tengan una experiencia más llevadera y confortable para poder seguir estudiando.

Comentarios

comentario/s