Es para el caso de solteros sin hijos. En cuanto a los casados, el mínimo no imponible sube a $50.667.

A través del índice RIPTE, los salarios formales acumularon a octubre un incremento interanual del 28,29%. Dicha cifra se utiliza para actualizar una vez por año el mínimo no imponible y las deducciones del impuesto a las Ganancias del año siguiente.

De este modo se determinó que en 2019, los solteros sin hijos que ganen más de $ 38.301,85 netos por mes y los casados con dos hijos más de $ 50.667,76, pagarán Ganancias. Este año, el MNI para el soltero sin hijos es de $ 29.855,68 y casado con dos hijos, $ 39.494,71.

Pese a la feroz pérdida salarial que hubo este año con respecto a la inflación, se elevó el peso de este impuesto en el poder adquisitivo de los sueldos. Es decir, el poder de adquisición de los trabajadores se redujo por el alza de precios, y los alcanzados por el impuesto, con un menor salario real pasaron a tener mayor presión del impuesto.

A su vez los trabajadores que durante el próximo año obtengan subas de ingresos por encima del 28,29% tendrán mayores retenciones por Ganancias. Lo mismo pasará con los autónomos que también ajustan sus escalas por el RIPTE. Este año, según el último dato oficial a julio, tributaron Ganancias 1.939.994 trabajadores, jubilados y autónomos. Son 745.845 más que en igual mes de 2015.

Los trabajadores dependientes pasaron de 1.075.162 en julio de 2015 a 1.638.433 en igual mes de 2018, mientras que en el total de empleados, la presión de Ganancias sobre los asalariados subió del 13 al 20% del total. De aquí se desprende que 563.271 trabajadores que antes no pagaban el impuesto, en 2018 no podrán esquivarlo.

Comentarios

comentario/s