El ministro del Interior reconoció que el Gobierno «debió tomar decisiones y cambios en su política por el mensaje de las urnas».

El ministro del Interior, Obas Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, reconoció que el Gobierno «debió tomar decisiones y cambios en su política por el mensaje de las urnas» y aseguró que llegar a un balotaje «garantizaría el equilibrio de poderes».

«Es muy importante que nadie tenga la suma del poder público. Y abre la esperanza de poder convencer a más argentinos de que no hay que dar marcha atrás en todos los avances que se lograron», explicó al respecto el referente oficialista.

Durante una entrevista que brindó a La Gaceta de Tucumán, Frigerio aclaró que ahora el Ejecutivo tiene que «trabajar todos los días para gobernar y resolver los problemas» del país. En este sentido, resaltó además que «no se puede gestionar sin política» y sostuvo que «es necesario combinar las dos cosas» porque no es igual administrar «una empresa que un país».

«Hay que cambiar las cosas que se hicieron mal, gobernar con la mayor eficiencia estos meses que quedan de gobierno y tratar de convencer a la mayoría que lo que imaginamos en el 2015 aún es una posibilidad cierta», agregó.

Por otra parte, el ministro le pidió «responsabilidad» a las organizaciones sociales, que en las últimas semanas encabezaron una serie de manifestaciones en contra de las políticas del Gobierno y para reclamar la Emergencia Alimentaria, que finalmente obtuvo sanción de Diputados.

«Esperemos que no se quiera sacar tajada electoral de las emergencias y las angustias de los argentinos. Seríamos muy irresponsables. Lo que están haciendo los que se dicen dirigentes sociales no ayuda a resolver los problemas», señaló.

Por último, Frigerio adelantó que, si es reelecto, «lo primero que hará» el presidente Mauricio Macri es «llamar» a los principales referentes de la oposición, como Alberto Fernández y Roberto Lavagna, «para construir juntos una salida de estos problemas de toda una vida».

Comentarios

comentario/s