Paro por tiempo indeterminado en el servicio de micros en Necochea y Quequén

La falta de pago del 50% pendiente que corresponde a los salarios del pasado mes de septiembre a los trabajadores del sector, afiliados a la UTA, es el fundamento de la medida de fuerza.

Por Jorge Gómez

Ante la falta de pago del 50% pendiente de abonar correspondiente a los salarios del pasado mes de septiembre, los afiliados a la UTA que prestan labores en el transporte urbano de pasajeros en Necochea y Quequén, servicio a cargo de la Compañía de Transportes Necochea y Micro Ómnibus Nueva Pompeya, iniciaron poco antes de las 11 de esta mañana de miércoles 13 de octubre un paro de actividades “por tiempo indeterminado”, según se pudo establecer de fuentes seguras.

Con esta decisión que llevan adelante los trabajadores de micros, ambas ciudades cabeceras del distrito de Necochea no cuentan con el transporte público urbano de pasajeros.

La gerenta de la primera de las firmas -micros azules-, Erica Giancarelli confirmó ante una consulta la vigencia de la aludida medida de fuerza, “fundada -señaló- en que no se ha podido reunir el dinero para poder pagar la mitad del salario del mes pasado a los trabajadores, entre otros motivos por el no arribo de la partida del subsidio que reciben las empresas y la imposibilidad de tener fecha cierta de ello, como así sumada la magra recaudación por el corte de boletos cuyo costo está muy por debajo de lo que se necesita para poder atender este y otros compromisos”.

A todo ello, se pudo saber que las dos concesionarias presentaron en las últimas horas ante la Municipalidad de Necochea, en el primer día hábil de la comuna en esta presente semana, un nuevo pedido de aumento de tarifas.

En la actualidad rige un costo de 35 pesos para el boleto plano, teniendo la autorización de que a fin de año se pueda elevar a 39 pesos.

Se conoció que el requerimiento empresario estaría muy por encima de tales valores. Representantes de las empresas y de los colectiveros mantuvieron un encuentro a media mañana de este miércoles y visto que las concesionarias no contaban con el dinero para responder al pago de la totalidad de los salarios del mes pasado, estos últimos, afiliados a la UTA, iniciaron un paro de trabajo por tiempo indeterminado.