Manifestaron desde la asociación civil Surfrider, la cual llevó adelante un censo en las playas de Necochea. El fin de semana se rescató a un lobo con un zuncho en el cuello.

Surfrider, una asociación preocupada por el cuidado del medioambiente y la preservación de los océanos del mundo, realizó, a través de su equipo local, un censo en las playas de Necochea, obteniendo resultados preocupantes.

Un grupo de seis personas, entre miembros de la ONG y colaboradores externos, llevaron adelante el relevamiento por tercer año consecutivo, logrando recolectar 2.458 unidades de basura, en un espacio de aproximadamente nueve hectáreas de playa.

El sector rastrillado fue entre la Escollera Sur hacia el barco hundido, donde encontraron principalmente residuos plásticos.

La falta de conciencia sobre el cuidado ambiental y el tiempo de degradación de estos residuos, hace que en un relevamiento superficial (sin mover la arena) se encuentren centenares de elementos que han sido descartados.

Las colillas de cigarrillos fueron muy frecuentes en el rastrillaje, dado que se encontraron más de 250, mientras que los restos plásticos fueron predominantes, con más de 800 unidades, entre botellas, tapitas y pedazos rotos de algún objeto.

Teniendo en cuenta que es un sector de frecuente actividad pesquera, también se hallaron alrededor de 200 zunchos, sogas, redes y restos de tanza, lo cual es un peligro para la fauna marina, que suele enredarse y hasta morir por culpa de estos elementos.

En conjunto con Vida Silvestre

Natalia Farías, integrante de Surfrider, contó que a partir del año 2012 comenzaron a trabajar el tema de las bolsas plásticas de un solo uso, una problemática que llegó al Concejo y que generó la ordenanza de la prohibición de su uso en comercios. “Ahí contactamos con gente de la Fundación Vida Silvestre Argentina, quienes nos han capacitado en varios temas. Ellos fueron los que idearon el censo de basura en playas de la provincia de Buenos Aires”, explicó Farías.

“El censo, nos permite saber qué tipo y qué cantidad de basura hay en las playas y es una forma de expresar nuestra preocupación por esta problemática. Es una tarea muy difícil sensibilizar a la población del mal uso y descarte de los plásticos”, aseguró Natalia.

Estos resultados obtenidos en el relevamiento son muchas veces el puntapié o el sostenimiento de proyectos de ordenanza o un motivo para gestionar ante autoridades municipales, provinciales o nacionales. “Ahora se está trabajando con la ley de envases plásticos de un solo uso”, contó.

Difícil que la gente se comprometa

Natalia, que hace varios años es voluntaria de Surfrider, contó que es “muy difícil convocar gente” y que ella esperaba que se agrupen al menos diez personas para hacer el censo, aunque solo llegaron a seis. “Seguimos caminando las playas y seguimos encontrando más plásticos. Ya sea porque la gente lo deja ahí o porque viene por la lluvia, por el río o por el mar. Hay una falta total de compromiso, de interés y cero sensibilidad con el entorno. Disfrutamos la playa, crecimos ahí, nos encanta, pero no nos llama la atención ni nos importa que hayamos encontrado más de 2400 restos de basura en una porción de arena”, dijo Farías.

Cabe señalar que, tras el censo, el trabajo de Surfrider continúa ya que, luego, se van armando placas donde se clasifican los desechos por tamaño, color y tipo, para tener una mejor visualización de lo encontrado. “Nos hemos dado cuenta que está empezando a haber microplásticos, algo común en playas de Europa, pero que acá no se veía”, dijo Natalia, que es la encargada también de hacer la clasificación.

Lobo rescatado

Cabe señalar que un lobo marino fue rescatado por vecinos durante la jornada del domingo, dado que un zuncho le dificultaba la respiración en la zona de la Escollera Sur, que nuevamente se vio llena de basura tras la lluvia, a pesar de que los miembros de Surfrider habían limpiado el sector el día viernes.

Esto es muy frecuente e incluso hay lobos que presentan heridas severas por estos objetos plásticos que también afectan a pingüinos y otros animales que suelen aparecer muertos en nuestras playas por la indebida conducta del ser humano.

Comentarios

comentario/s