En el marco del Plan de Contingencia ante el COVID-19, mediante un protocolo especial de autorizaciones previas online, el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén modificó, desde finales de marzo, su operatoria del giro 10 sobre la margen Necochea para la importación de fertilizantes, estableciendo la obligatoriedad de los choferes de no descender de sus camiones, en busca de evitar el contacto interpersonal y la aglomeración social.

El Gerente General del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Oscar Morán, explica “hemos digitalizado los procesos previos de autorización, logrando que los transportistas que acceden a jurisdicción portuaria sobre la margen de Necochea para cargar fertilizantes a sus camiones directo del buque no desciendan del vehículo ni bajen su ventanilla durante toda la operatoria”.

A tal fin, cada camionero envía previamente la totalidad de su documentación a la empresa de transporte, quien tras generar un listado la remite vía mail al Ente portuario para su autorización.

Una vez autorizado, se remite a Prefectura Naval Argentina con asiento en Puerto Quequén y al personal de protección portuaria.

Con la obligación de permanecer en el vehículo durante la totalidad de la operatoria, el camionero expone sus datos personales y vehiculares mediante un poster en la ventanilla. Al llegar al acceso a la jurisdicción portuaria, el control corrobora con el listado, evitando el contacto en el intercambio de la tarjeta identificadora.

Tras su ingreso, el camión destara y el balancero, operando con los elementos sanitarios de protección personal, accede a los datos a través del mismo cartel. Luego de realizar la carga, vuelve a la báscula para su pesaje final y se retira para su precintado fiscal.

De esta manera, el camionero no tiene contacto con ninguna persona en toda la operación logística dentro de la jurisdicción portuaria.

Comentarios

comentario/s