Luego del pequeño incendio que se registró el lunes en inmediaciones del camping de los Camioneros y que fue rápidamente sofocado, las autoridades municipales se alarmaron y decidieron emprender –a partir de este miércoles- una serie de trabajos tendientes a disminuir los riesgos ante eventuales siniestros en el Parque Miguel Lillo.

Este martes se llevó a cabo una reunión en la Secretaría de Gobierno, donde Bomberos, Guardaparques, Defensa Civil, el Ente Vial y funcionarios de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos resolvieron iniciar una poda de pinos hasta cierta altura, hacer cortafuegos y entoscar y limpiar algunos caminos para que sea más favorable el acceso de las autobombas.

El secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Ricardo Carrera expresó que “hemos resuelto acelerar algunas cuestiones a los efectos de potenciar la prevención” y, en ese sentido, es que este miércoles –si las condiciones del tiempo lo permiten- se verán máquinas del Ente Vial trabajando en el Parque.

“Decidimos hacer un poda hasta cierta altura para que las ramas que crecen abajo no lleven el fuego a las copas”, sostuvo el funcionario y agregó que “estamos pensando en instalar dos o tres cortafuegos, que es un espacio libre de árboles de unos 100 metros de ancho. Esto fracciona el Parque y si se produce un fuego incontrolable, al menos se quemará sólo un sector”.

Comentarios

comentario/s