“Parece que molesta lo que hacemos”, dijo Lucrecia Rivero, al contar que individuos desconocidos ingresaron a robar en el local de Quequén Solidario.
En el lugar los miembros del grupo que ayuda a varias familias quequenenses se encontraron con un gran desorden y con el faltante de una computadora, remedios y alimentos.
“Esto es solo un paso atrás para dar impulso, obvio que duele, pero vamos a seguir adelante más fuertes que nunca.  Esto se lo hicieron a la gente que necesita un plato de comida para su familia, no a nosotros”, escribió en Facebook Rivero, que  ha sido la impulsora de este grupo solidario que se originó hace unos dos años, para ayudar a familias de bajos recursos.

Comentarios

comentario/s