Rojas aseguró que «se vienen muchas obras» y dio un detalle de cada una de ellas

El intendente Arturo Rojas hizo un repaso de algunas obras que se ejecutan en el distrito y que serán punta de lanza para afrontar la campaña legislativa de septiembre con boleta corta, el destino que parece tendrá Nueva Necochea de no aparecer ninguna oferta que el mandatario aprecie como irresistible.

En primer término, comentando sobre las reuniones que mantiene en las capitales provincial y nacional casi semanalmente, el jefe comunal anunció que “logré que me aprueben un proyecto muy importante para Quequén”, una obra de pluviales que se venía trabajando en la Dirección de Hidráulica desde hacía mucho tiempo y que “desagotará el agua del Barrio «Titanic» y toda una zona que incluye una gran cuenca desde la 531 y hacia el mar”.

Asimismo, la máxima autoridad del municipio informó que se consiguieron 150 millones de pesos que serán dedicados exclusivamente a sumideros, “que en diferentes sectores se encuentran rotos, vencidos con falta de mantenimiento, y que hacen que las aguas no escurran como debería, generando anegamientos”.

Sobre estas obras, “las que no se ven”, Rojas quiso explicar su importancia a través de un ejemplo: “Si vivís en calle de tierra y no tenés pluviales, las máquinas te van a tapar el pozo y donde llueva, a los dos minutos, ya no se puede salir”.

En el aire de la FM Vinilo 103.5 MHz, el intendente también habló de la jerarquía de las obras de embellecimiento de las avenidas 2 y 502, a las que el secretario de Obras Públicas, Ricardo Carrera, había definido como “las vidrieras” del distrito.

Luego de pedir paciencia, porque no se trata de trabajo rápidos, contó que además de iluminación led, veredas nuevas, senderos saludables, barandales de madera, nuevo mobiliario y repavimentación, según la zona, también se incorporarán baldosas especiales para personas con discapacidad y letras corpóreas para generar una foto turística en cada una de las localidades. “Vamos a poder unir Pinolandia con la escollera, que sea todo un sector turístico”, afirmó.

En ese marco, adelantó que ya se solicitó una reunión con las autoridades de Puerto Quequén por la falta de mantenimiento que se observa en el sector, sobre todo por el avance descontrolado de la arena, para lo que “queremos generar un convenio de colaboración, la idea es que podamos trabajarlo en conjunto: si el Consorcio no puede hacerse cargo, nosotros podemos poner las maquinarias y el personal y ellos solventar el combustible, o algo por el estilo”.

Sobre el avance del plan de bacheo, el funcionario explicó que “lo venimos haciendo con dos cuadrillas que vamos a seguir fortaleciendo, porque hacía muchos años que no se hacía un bacheo intensivo. No hubo un plan tan intensivo desde la primera gestión de (Daniel) Molina”, destacó.

Además, el intendente reveló que se vienen “muchas otras obras”, como las de recambio de luminarias en las principales avenidas, que “está comenzando en breve”; otra de similar envergadura para la 42 y el Paseo de la Ribera, que se hará con 35 millones provenientes del PREIMBA; o la de cloacas que “se está por adjudicar y cubrirá una deuda de la democracia que tiene que ver con la salud y también con la dignidad” para toda la barriada de Estación Quequén.

Las obras que no están

Durante una entrevista con Jorge Gómez, el intendente Rojas quiso separar las obras que fueron tramitadas o conseguidas propiamente por su gestión de gobierno de aquellas que quedaron inconclusas de la anterior y, encima, con deudas que impiden su actual ejecución.

En el caso de la Avenida 59 y calles del microcentro, que se retomó parcialmente, “Nos encontramos con la traba de tener un convenio del año 2018 por el que llegaron los recursos, se empezaron a certificar, se tardó un año más en hacer la licitación, y el municipio, que ya no estaba en condiciones de pagar sueldos, había cortado el pago a todos los proveedores, los utilizó para otra cosa”.

“Cuando asumimos, avanzamos con la 53, la 67, los bulevares centrales de la plaza y algunos tramos sobre la 59, mientras veníamos pidiendo una adenda a la Provincia” para completar los trabajos. “Como no estamos teniendo respuesta, eso nos genera una traba desde lo legal”, por lo que “los recursos propios que veníamos guardando, con el esfuerzo de los vecinos, se van a utilizar para comenzar de manera paralela, para no chocar una obra con la otra, con los bulevares de la 58 y otras cuatro cuadras para el lado de la 53; la calle 45 entre 62 y 64; la 64, de 45 a 47; un tramo en el sector del Barrio Los Tilos 4, en 104 entre 75 y 71; la 40 entre 69 y 71; ola 65 entre 66 y 68”, entre otros tramos cortos.

Similares finales tuvieron los polideportivos anunciados por López en Necochea y Quequén. También ahí, “tenemos trabas legales”, aseguró Rojas: “Los recursos llegaron en 2017, el primero nunca comenzó y el de Quequén sí, pero a la empresa nunca le pagaron nada, por lo que está toda la deuda”.

“Estamos solicitando que nos dejen unificar los dos proyectos y, con los mismos recursos, poder hacer un SUM que nos permite que tres establecimientos educativos puedan utilizarlos”, sintetizó.

Además, a través del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) 2021, “vamos a hacer un Polideportivo en 98 y 67, porque más allá de la Avenida 58 no hay un solo SUM o gimnasio que tenga la posibilidad de recepcionar a nuestros chicos bajo techo”.

Para terminar de definir todos estos procesos, que quedaron truncos por la inoperatividad de una administración que nuca dio respuestas, “estamos esperando una reunión con el Gobernador (Axel Kicillof), porque las obras están frenadas desde lo político. Me voy a sentar a pelear para poder hacer las obras que quedaron inconclusas y ser bien claro: que me respondan por sí o por no”, porque “yo preciso una solución o voy a entender que se empiezan a mezclar cuestiones institucionales con partidarias”, finalizó contundente el Jefe comunal.