Lo dispuso por decreto. La extensión del beneficio -que vencía ayer lunes 1º de junio- incluye la posibilidad de regularizar la situación tributaria con la comuna de Necochea hasta llegar a abril de 2020. La cualidad de la norma es la alternativa de poder pagar sólo el capital adeudado, sin intereses, con la obligación de cancelar al contado el 20% del pasivo y acceder, además, a abonar el saldo en 12 cuotas

El intendente Arturo Rojas dispuso prorrogar hasta el 30 del corriente la vigencia del denominado “Régimen de recuperación de deudas y régimen de facilidades de pago”, conocido como la moratoria municipal 2020, instrumento de carácter tributario que está destinado a regularizar a los contribuyentes morosos del partido de Necochea.

Tal beneficio estaba previsto que finalizara este.  pasado lunes 1º de junio, pero a partir de esta decisión del Departamento Ejecutivo se lo lleva hasta cerrar el presente mes.
El respectivo decreto Nº 940, que informa del tema, lleva las firmas del jefe comunal y de la secretaría de Hacienda y Finanzas Públicas, contadora Graciela Mamelucco.

Entre las consideraciones de la norma se recuerda la vigencia del artículo 8º que creó la aludida moratoria aprobada oportunamente por el Concejo Deliberante, que facultó al Departamento Ejecutivo “a prorrogar la vigencia” del plan.

La característica central de este régimen de regularización -sancionado inicialmente a fines de diciembre de 2019-, y que tuvo rigor desde inicios de este año, fue la posibilidad de poder pagar sólo el capital de lo adeudado, sin intereses, con la obligación de cancelar al contado el 20% del pasivo acumulado, y que tras los cambios que tuvo el expediente se incluyeron deudas al 30 de abril último, con un plan de cuotas de hasta 12 meses sobre el saldo, y con la condición de estar al día con los vencimientos de 2020.

Esta moratoria tuvo rigor inicialmente una vigencia hasta el 30 de abril pasado. Luego se aprobó desde el HCD la continuidad de su aplicación, con el límite de este último lunes 1º de junio, con el añadido y la facultad de que el jefe comunal, habida cuenta la emergencia sanitaria y el impacto económico y financiero que viene produciendo, pudiese extenderla en el tiempo.

Esta variante, que le otorgó el Deliberante local, es a la que hizo uso en las últimas horas el intendente Arturo Rojas, llevando por un mes más su vigencia y aplicación.

Se reitera que la posibilidad de suscribir convenios para regularizar deudas con el municipio está destinada, además de las deudas cerradas al 31 de diciembre pasado, a los morosos de los tributos comunales que tuvieron vencimientos suscitados en el transcurso del primer cuatrimestre de 2020, o sea los observados en el período enero, febrero, marzo y abril del corriente.

Ergo: los que no pudieron abonar en tales lapsos las tasas -urbanas, de seguridad e higiene, rural, de gestión ambiental-, las contribuciones, derechos de construcción, de cementerio, de uso de espacios públicos, de publicidad y propaganda, patente de rodados -entre ellos los menores-, adicional de turismo y multas, cuentan con una ordenanza municipal que también les habilita regularizar las deudas comprendidas en los primeros cuatro meses de 2020.

Y el criterio para acceder a este plan -se insiste en informar- se halla en la obligación de abonar el 20% del capital de la deuda, sin intereses, firmando convenios y accediendo a 12 cuotas por el saldo, o sea extender acuerdos hasta llegar a mayo de 2021.

Comentarios

comentario/s