Una vez más el trabajo de vecinos separando los residuos en sus casas, y los operarios clasificando en el lugar de destino, posibilitó completar un cargamento con material recuperado en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos.

En esta oportunidad se enviaron para su correspondiente tratamiento 7.040 kilos de hojalata.

DATOS

La chatarra que se dispersa en el medio puede permanecer un mínimo de 500 años.

7040 kilos se convertirán en 1760 kilos de acero nuevo a disposición de la industria.

En el planeta se tiran en la actualidad 300.000 toneladas de metales.

A través del Plan Basura Cero, la Municipalidad local insta a los vecinos a continuar separando los residuos en sus casas. La recuperación de materiales reutilizables o reciclables redunda en beneficios ambientales, económicos y sociales.

 

Comentarios

comentario/s