“Proyectos como éstos son los que le dan vida a nuestro pueblo y a las familias que residen en él. Proyectos para la salud, el ocio, la cultura y el deporte que ayudarán a mejorar la calidad de vida de la población”. Con esas palabras se dio inicio al acto inaugural de la reinauguración de la pileta climatizada del Club Ciclista.

El 1 de abril de 2016 el sueño de un puñado de vecinos que se ocuparon por la causa, encabezados por Nelson “Coco” Caligiuri, se concretaba: San Cayetano contaba con una pileta climatizada. Antes de cumplirse el primer año de su puesta en marcha, el 2 de marzo de 2017, un fuerte viento destrozó la globa que recubría la pileta, llevándose el esfuerzo de años de gestiones, de ilusiones, de persistencia y trabajo.

Sin embargo, miembros de la Comisión del Club, contando con la permanente colaboración del Gobierno Municipal, se pusieron de inmediato a trabajar para recomponer el daño que produjo el ventarrón. Recorriendo la región y recibiendo asesoramiento se acordó iniciar un nuevo cerramiento, esta vez con paredes de material y techo de chapa.

Con sacrificio y sorteando obstáculos se llegó al día de la re-inauguración de la pileta climatizada del Club Ciclista: sábado 13 de octubre de 2018. El acto oficial comenzó con un sentido y merecido minuto de silencio en memoria del hacedor del proyecto: “Coco” Caligiuri. Luego fue el momento de los discursos a cargo del Presidente de la Institución, David Zubía y del Intendente Miguel Gargaglione.

Visiblemente emocionado, el titular del Club se mostró triste ante la ausencia de “Coco” quien “me hubiera gustado que esté entre nosotros”, al tiempo que agradeció a todos los que acompañaron el proceso de reconstrucción. “Ha sido un desafío muy importante desde el día que un viento nos llevó la carpa. El esfuerzo fue muy grande para todos los chicos que me acompañan en el Club; el equipo de Gobierno que encabeza Miguel Gargaglione ha estado presente desde el mismo día del viento, y desde ahí empezar este camino que recorrimos durante más de un año y medio, logrando de a apoco reconstruir lo que hoy vemos”.

A la hora de los agradecimientos, David resaltó a dos jóvenes: Pablo Olea y Agustín Garcés que “no me dejaron solo en ningún momento, no bajaron los brazos y gracias a ellos hoy tenemos esta pileta”, haciendo extensivo el saludo al pueblo de San Cayetano que tanto colaboró de diversas maneras

A su turno, el Intendente Migue Gargaglione calificó el evento como “un día muy emotivo, y por eso es bueno recordar los inicios de esta idea y con ello a “Coco” Caligiuri”.

Luego, el jefe comunal recordó “aquel día tan lamentable que parecía se nos venía todo abajo, todo el esfuerzo y la ilusión. Pero una vez más el esfuerzo de miembros de la Comisión pensando la mejor manera de reconstruir la cubierta; el pueblo que apoyó y el Estado presente, lograron poner nuevamente en funcionamiento la pileta climatizada”.

“Es una obligación del Estado estar presente cuando lo necesitan las instituciones, y aquí estuvieron los tres Estados presentes; el Provincial a través de la Secretaría de Deportes (Ministerio de Desarrollo Social); el Ministerio de Desarrollo Social de Nación, y el Municipal; entre todos pudimos volver a concretar esta obra que será muy útil para los sancayetanenses, como lo fue en ese año que estuvo funcionando”.

“Instituciones como esta trabajan por la integración, por la educación física, por la salud, por el buen vivir de nuestros vecinos; más allá de lo que significa una obra aquí se cumple un rol social y deportivo de privilegio”, concluyó el Intendente.

Luego, referentes del Club como lo son “Titi” Seminara y Agustín Garcés entregaron presentes a Alicia Raba de Caligiuri y al Intendente. Finalmente, David Zubía y Miguel Gargaglione desataron esas cintas con los colores característicos de la institución para dejar oficialmente re-inaugurada la pileta climatizada del Club Ciclista.

Tras la bendición de las instalaciones por parte del Diácono Raúl Gardey, expertos en natación realizaron una demostración en el agua, en tanto que también fue presentado el ascensor para piletas, creada por Pablo Olea, destinado para aquellas personas con dificultades para introducirse al natatorio.

 

Comentarios

comentario/s