Desde el Banco de Pelucas de Necochea, reciben donaciones de toda la zona y las peluquerías se han sumado.

Octubre es el mes de la lucha contra el cáncer y un momento ideal para recordar el ejemplar trabajo que lleva adelante el Banco de Pelucas Oncológicas creado por la ONG “No Estás Solo”.

La ONG recibe donaciones de cabello en el primer piso del Club Rivadavia, los días miercoles, de 14 a 17. Allí están trabajando Claudia Marchal y Marcela Machado en la confección de pelucas para pacientes oncológicos de nuestra ciudad.

Cabe señalar que se acepta la donación de pelo tanto teñido como virgen, aunque debe tener un minimo de 15 centimetros y ser entregado atado con una gomita elástica, para poder ser utilizado.

Karina Machado, titular de “No estás solo”, recordó que el banco de pelucas funciona en Necochea desde hace tres años y que fue el cuarto en el país. “En su momento se entregaron las pelucas sin costo pero ahora se pide una ayuda mediante el pago de una cuota de 100 pesos por mes, mientras se entrega una peluca en comodato por ocho meses hasta que se realiza la que es personalizada y específica para cada paciente”, explicó.

Pedido a la Municipalidad

Machado contó que están tramitando ante la Municipalidad una ayuda economica para poder seguir sosteniendo el trabajo que se hace en el banco de pelucas ya que los pedidos que se hacen todos los meses son numerosos. “Si bien no podemos solas porque es muy grande la deanda en Necochea, estamos contentas y agradecidas porque recibimos cabello de Mar del Plata, Buenos AIres, La Plata, Lobería, La Dulce, Fernández y muchos lugares más”, señaló en diálogo con Primicias2262.

Además, la titular de la ONG destacó que “las mujeres con cáncer de mama son las que más tienden a perder el cabello” y que desde No Estás Solo tratan de “llegar a tiempo para que cada una pueda tener en tiempo y forma su peluca, que es exclusiva y de la misma forma que tenia el cabello antes”.

Pedido de colaboración para trabajar

Desde el banco de pelucas pidieron a los miembros de la comunidad que sepan cocer a máquina que se acerquen a la sede del Club Rivadavia en los días y horarios antes mencionados para colaborar en el armado de las cortinas sobre las que luego se arman las pelucas. “Este año hicimos el aniversario de la ONG y con lo recaudado se compró una máquina semi industrial a un valor de casi 9000 pesos. Nos haría falta otra más para que puedan trabajar cuatro personas y no dos como hasta ahora pero de a poco vamos creciendo. Incluso la gente se puede ofrecer a ayudar a cocer desde sus casas”, aseguró Machado.

También se destacó en el diálogo con Primicias2262 el gran aporte de las peluquerías de nuestra ciudad que juntan el cabello que cumple las condiciones necesarias y luego lo donan a la ONG. Además, una peluquera hace el corte que la paciente quiere una vez que ya está colocada la peluca.

Sin duda, es uno de los grandes emprendimientos que le han cambiado la vida a mucha gente y que ha generado decenas de sonrisas en estos tres años que tiene de existencia.

Comentarios

comentario/s