Mientras desde el Ministerio de Salud se informó que el presidente Alberto Fernández firmará este lunes un decreto de necesidad y urgencia (DNU) por el cual «durante los próximos 15 días quedarán prohibidas todas las reuniones sociales en todo el país», las autoridades del municipio de Necochea aguardan los alcances de la medida y su implementación.

«Hay que ver cada uno de los puntos del decreto para conocer detalles de la medida», dijeron en ámbitos municipales, no descartándose que la aplicación del DNU sea delegada a cada una de las provincias. La posibilidad de que se suspendan las reuniones sociales ya ha causado profundo malestar en nuestra ciudad.

«Parece que el DNU no tiene mucho sentido si siguen habilitadas el resto de las actividades», deslizaron. Necochea tiene habilitadas las reuniones sociales de hasta 10 personas desde el mismo momento en que se puso en marcha la fase 5, al tiempo que se produjo la reapertura de locales gastronómicos, gimnasios, natatorios y la práctica de algunos deportes grupales.

Al mismo tiempo, nuestra ciudad continúa sin casos activos de coronavirus y, según el informe difundido este sábado, sólo hay 3 casos sospechosos en estudio.

En el reporte matutino, la viceministra de Salud, Carla Vizzotti aseguró que «el aumento (de casos) que se ve en las provincias que han pasado de ASPO (aislamientos social preventivo y obligatorio) a DISPO (distanciamiento social preventivo y obligatorio) es importante, y es por eso que en el DNU de mañana, en esta nueva normativa y por estos 15 días, hasta el 16 de agosto, se van a suspender las reuniones sociales en todo el territorio nacional».

Esto, añadió la funcionaria nacional, es «para que allí donde hay brotes se puedan controlar y para que allí donde no hay brote podamos minimizar la posibilidad de tenerlo».

En sintonía con lo que anunció el Presidente el viernes pasado, Vizzotti insistió: «El riesgo aumenta en las reuniones sociales tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas como donde no está autorizado y se realizan igual».

La viceministra de Salud aseguró también que «las medidas generales son las más fáciles y a las vez las mas difíciles de cumplir en un contexto de cercanía», en referencia a que en las reuniones sociales se distienden las recomendaciones básicas como lavarse las manos, usar tapabocas, ventilar los ambientes, lavar las superficies, toser o estornudar tapándose con el pliegue del codo y mantener dos metros de distancia.

Vizzotti también remarcó que dentro del ámbito laboral, a pesar de que se cumplan los protocolos, los momentos de comida o de descanso son focos de contagio porque «no sacamos el tapabocas para comer, son ambientes cerrados, y lo mismo ocurre en las reuniones sociales, tanto donde está autorizado como donde no está».

Comentarios

comentario/s