El oficialismo de la Municipalidad de Necochea junto a bloques del HCD que en su momento aprobaron la nueva Fiscal e Impositiva habrían avanzado en producir una serie de retoques en la ordenanza tributaria vigente, habida cuenta el importante aumento observado en las tasas. Los posibles cambios se volcarían en un proyecto de ordenanza, para lo cual podría citarse a una sesión especial de los ediles. No se aplicaría el aumento para los anticipos 1 y 2, que datan de enero y febrero pasados.

 

 

Pese a la fuerte reserva y virtual silencio público que se mantiene sobre el tema, de permanente atención en las últimas jornadas para la administración del intendente Arturo Rojas, estarían más que avanzadas las conversaciones y los potenciales acuerdos para llevar a la práctica una batería de medidas mediante cuales se intentaría morigerar -entre ellas aplicando un fuerte descuento por buen cumplimiento- el aumento de las tasas municipales aprobado y que se halla en curso para el ejercicio 2020.

Resumiendo lo obtenido de las variadas fuentes consultadas se conoce que desde la semana pasada la gestión del DE habría tomado nota de una serie de observaciones realizadas, por citar, desde el bloque de concejales de la UCR, como así también contemplando el contexto y la secuencia de comentarios surgidos de contribuyentes preocupados por el incremento llevado a la práctica, el que se pudo chequear y leer a partir de la distribución de las tasas con vencimientos para el segundo bimestre, o sea para los meses de marzo y abril.

Se recuerda que como consecuencia de aquella aprobación de aumentos -que incluyeron también a los derechos y permisos municipales-, las gabelas de carácter urbano quedaron unificadas en una sola liquidación -la declaración de la emergencia las reunió, además, en una suerte de caja única para el DE-, tomando como una de sus columnas centrales la aplicación de la valuación fiscal de los inmuebles edificados y baldíos que fija la Provincia de Buenos Aires.

A la espera de la confirmación o presunta rectificación de los variados apuntes logrados estos días, varios de ellos chequeados de fuentes fiables, se pudo establecer que estaría redactado -en calidad de borrador- un proyecto de ordenanza que, remitido al Concejo Deliberante, plantearía un descuento del 30% para aquellos contribuyentes que tengan su tasa mensual al día.

Este criterio tendría como basamento uniforme, para el oficialismo, en que el valor de la tasa -con el aumento conocido y dispuesto- no tendría variación, pero sí el monto final a abonar para aquellos contribuyentes que mes a mes terminen abonando este compromiso tributario en tiempo y forma, accediendo al mencionado descuento.

La presunta implementación de esta suerte de “abaratamiento” en el valor de las tasas urbanas podría tomar cuerpo a partir del mes de mayo -quinto anticipo de 2020-, cuando se distribuyan los nuevos recibos. Este reparto sería de cuatro meses: mayo, junio, julio y agosto.
El mencionado y hasta ahora eventual descuento del 30% de buen contribuyente regiría hasta diciembre de 2020 inclusive, cuestión que aún no estaría cerrada del todo, habida cuenta que el oficialismo seguiría de cerca y estaría escuchando con suma atención las opiniones y los aportes acercados desde los bloques políticos del legislativo que en su momento acompañaron la sanción de la fiscal e impositiva vigente.

Una clave de este citado beneficio sería que, si el contribuyente no abonara, por ejemplo, la tasa del próximo mes de mayo, en las dos fechas de vencimiento que estarán impresas en las liquidaciones, quedará como deudor de “la tasa llena”, o sea del valor hoy vigente, sin el descuento. De esa manera, el seguimiento de su comportamiento tributario sería casi de mes a mes para no perderse este descuento.

ANTICIPOS SIN AUMENTOS
Otra novedad que tomaría forma, en caso de avanzarse y presumiblemente de llevarse al papel y de aprobarse los retoques en la OFI 2020, sería que los anticipos 1 y 2 de las tasas urbanas de Necochea -abonadas en enero y febrero, con valores del año pasado-, no se les aplicaría aumento alguno, por lo cual el mencionado bimestre quedaría -para aquellos que hicieron frente a su pago- sin hacer frente a incremento alguno.

También se habría avanzado en llevar a cabo un importante cambio en el costo de las tasas urbanas de los terrenos baldíos -inmuebles no edificados-, con la modificación de la alícuota de la Tasa de Protección Ciudadana -referencia que data del año pasado, camino a desaparecer de la redacción de cara a la OFI 2021-, potencial variación que haría disminuir en forma importante el costo final de este tributo.

Este “perfeccionamiento” -tal el término escuchado- que en cuestiones tributarias avanzaría producir el DE, para lo cual se estaría convocando a una sesión especial del Concejo Deliberante -¿miércoles o jueves de la presente semana?-, motivaría alguna probable reforma en las categorías con las valuaciones más altas conocidas, donde se registraron aumentos importantes.

Y, se añadió, no sería necesario convocar a los mayores contribuyentes para estas cuestiones, “porque todo lo que se está conversando sería en aras de disminuir el valor final de las tasas, con beneficios, y no incrementar sus costos”.

La presunción de que lo citado por aquí podría llevarse a la práctica significaría, como efecto colateral, un posible cambio en materia de ingresos para la gestión del intendente Arturo Rojas, “en el entendimiento -dio cuenta una de las tantas fuentes consultadas- de que la Municipalidad de Necochea sigue en emergencia, con deudas importantes y con compromisos que consumen los recursos”.

Comentarios

comentario/s