Fuente: El Ciudadano Necochea

El coipo regresó el último viernes al Lago de los Cisnes, ya crecido, golpeado y con mordeduras. Lo llevó una familia que lo encontró. Había desaparecido allá por el 3 de marzo de este año.

“Tincho” volvió al Lago de los Cisnes, después de haber permanecido desaparecido durante cinco meses. El coipo fue encontrado por una familia, que este viernes lo llevó de regreso al lugar en el que fue criado desde pequeño por Daniel González y Norma Palotini, encargados del cuidado de los animales de ese renovado paseo.

Con signos de haber sufrido mordeduras, el mamífero se halla nuevamente al cuidado de Daniel y Norma, quienes le brindarán la atención y el cariño necesarios para que se recupere convenientemente.

González manifestó estar absolutamente seguro de que es “Tincho” el animal que fuera devuelto al Lago de los Cisnes. Por los lugares a los que se dirigió apenas fue regresado, por la búsqueda de la compañía de la perra de raza galgo con la que se crió y por la manera en que reaccionó cuando se le acercó una mamadera con alimento, a través de la cual se lo alimentó siendo pequeño.  Otro dato fue que, como antes, bien temprano por la mañana comenzó a rascar con sus uñas la puerta del vivienda en la que viven Norma y Daniel, reclamando atención y comida.

“Tincho”  había desaparecido el martes 3 de marzo pasado. A casi cinco meses de aquel día, su tamaño es superior. Hoy tiene unos nueves meses de edad.

Desde un primer momento se convirtió en un atractivo del lugar, fundamentalmente para los más pequeños. Otra “estrella” del Lago era “Toto”, el chivo que fuera robado el 24 de mayo por la noche, del cual nunca más se tuvo noticias.

El coipo es una especie de roedor parecido al castor que habita en zonas húmedas.  En este caso, debido a su crianza,  es un ejemplar sumamente dócil, habiéndose convertido prácticamente en una mascota, debido a la manera en que fue  criado, en permanente contacto no sólo con sus encargados, sino con personas que visitan el lugar

Sin dudas, una vez recuperado, “Tincho” volverá a ser un atractivo de la reserva del Lago de los Cisnes. Aunque ya no sea un coipo “bebé”, sino un ejemplar adulto y de mayor tamaño.

Comentarios

comentario/s