Gracias al trabajo de un grupo de voluntarios, todos vecinos de Necochea comprometidos con la sociedad

El trabajo desinteresado de un grupo de vecinos de nuestra ciudad dio sus frutos y el objetivo es una realidad. Luego de pedir autorización al municipio, se plantearon la necesidad de poner en funcionamiento la fuente de agua del Monumento al Centenario, que quedara fuera de circulación hace casi 25 años.

Encabezados por Marcelo Sangla –plomero y gasista-, también Carlos Llona, Chiquin Trobo, Mario Agüero y Fernando Falcones pusieron manos a la obra y luego de varios meses hicieron posible que la circulación de agua en el monumento sea una realidad.

En diálogo con el periodista Jorge Gómez, en el programa “Voces de la ciudad” que se emite por Radio Puente 104.3, Sangla explicó que “comenzamos en agosto pasado y hoy tenemos la satisfacción de que la gente nos felicita y aprovecha el espacio para sacarse fotos”.

“Fue un compromiso que asumimos y hemos cumplido, como así también lo haremos con otras fuentes de agua que hay en los monumentos de Necochea”, sostuvo Sangla, quien aseguró que el próximo objetico es recuperar la fuente que está en 2 y 83, en la Rambla Municipal.

Con respecto a la fuente del Monumento al Centenario, señaló que “el agua circula a través de una bomba y tiene un cisterna de reserva”. En el lugar se hizo una limpieza del circuito y se colocó una bomba, que no es la original porque “se encuentra en Buenos Aires y su reparación es muy costosa”.

Recomendó a quienes concurran al monumento con mascotas, que no les permitan beber el agua “porque no es potable ya que contiene antialga y una buena cantidad de cloro”.

Agradeció a la ex concejala María Eugenia Ruiz porque “nos dio el empujón para llevar adelante la iniciativa y al Consorcio de Puerto Quequén, que a través de Gabriela Espinosa y Sergio Chico (Programa Puerto-Ciudad) nos otorgó un presupuesto de 57 mil pesos y hoy están comprados todos los materiales para arreglar la fuente de 2 y 83.

El Monumento al Centenario fue inaugurado en 1981 y recientemente puesto en valor por la Municipalidad de Necochea, a través de un trabajo de pintura y la colocación de letras que le faltaban. Lamentablemente, los “amigos de lo ajeno” sustrajeron –con el paso de los años- casi la totalidad de las placas que las instituciones habían colocado en 57 y 60 para recordar los primeros 100 años de nuestra ciudad.

FOTOS: Viviana Galli –Juan N. Fernández

Comentarios

comentario/s