Además, ninguna de las dos actividades figuran como las declaradas esenciales durante la cuarentena. 

Por no dar cumplimiento al cese de actividades notificado y por carecer de certificado de habilitación oficial, fueron clausurados en las últimas horas por la Dirección de Control Urbano del municipio, un lavadero y un gimnasio que funcionaba de forma clandestina.

En el caso del lavadero, que se ubica en calle 64 entre 55 y 57, no sólo no se ajustaba al cumplimiento de dicho cese, oportunamente notificado por las cuestiones de la cuarentena, sino que además carecía de certificado de habilitación.

De la misma forma se actuó con un gimnasia que funcionaba de forma clandestina en calle 62 casi esquina 69. Al momento de constatarse la falta, había cuatro personas haciendo gimnasia y una declaró ser la profesora a cargo, se informó desde Control Urbano.

De esa manera, se le labró acta de infracción y se procedió a la clausura por no dar cumplimientos a las medidas impuestas con el fin de evitar la propagación del virus, y asimismo, carecer de trámite de habilitación oficial.

Comentarios

comentario/s