A través de una nota realizada por el periodista Carlos González Oronó en “Voces de la Ciudad”, que se emite por Radio Puente FM 104.3, el piloto local de Turismo Carretera, Juan Bautista De Benedictis, se refirió a la postergación de la reapertura del Turismo Carretera en Rafaela para el fin de semana venidero y profundizó sobre lo difícil que está la situación para las miles de familias que viven exclusivamente del automovilismo en todo el país.

En principio, “Johnnito” señaló que “sabíamos que era difícil por como está la situación en el país poder volver a tener actividad automovilística. Se trató por todos los medios desde la categoría, el Gobierno dio el visto bueno y el Ministerio de Salud también, sólo había que elegir una localidad para ir a correr. Se eligió Rafaela y de parte del gobernador (Omar Perotti) estaba también el aval para hacerlo, pero de parte del intendente (Luis Castellano) no fue así, la ciudad no estaba de acuerdo y hubo que meter marcha atrás”.

“Los equipos ya tenían todo listo, ya hace casi seis meses que no hay actividad y es difícil solventar a toda la gente que vive del automovilismo, pero habrá que seguir esperando”, apuntó, a lo que agregó luego que “no es fácil mantener la estructura de muchos mecánicos que trabajan atrás de un auto de carrera: dueños de equipos, ingenieros, piloto, proveedores de elementos de competición. Hay mucha gente, son alrededor de 40 mil familias que dependen del automovilismo y por eso estaba la inquietud de volver a correr”.

Además, destacó que no sólo le sucede al Turismo Carretera, sino a todas las categorías. “Uno habla del TC porque es la categoría madre y la que primero arrancaría, pero también está el TN (Turismo Nacional), TC 2000, Top Race y de ahí para abajo todas las categorías zonales. Son familias que viven de eso, pero hoy por hoy no están las condiciones dadas”.

En este contexto, Juan Bautista auguró que “seguramente se irá buscando otra alternativa, alguna otra ciudad y circuito que reciba al TC, pero la problemática es la misma, ya que ninguna ciudad quiere recibir a 500 personas que mueve el TC un fin de semana, más allá de que el protocolo esté hecho para que ninguno entre a la ciudad, sino esté de jueves a domingo en el circuito”.

Mientras tanto, el piloto necochense de importante trayectoria en el TC aseveró que “uno sigue entrenando físicamente todos los días, ya sea en el simulador o con rutinas de natación, gimnasio o salir a correr. Uno siempre está listo para cuando se defina el regreso”.

Comentarios

comentario/s