Así lo expresó uno de los propietarios de gimnasios, Matías López, acerca de la convocatoria que llevarán el lunes al municipio, la cual -asegura- nace desde el hastío y la necesidad. «¿Trabajar está mal en este país?», se preguntó durante la nota realizada por el periodista Carlos González Oronó en el programa «Voces de la Ciudad.

Este lunes 13 a partir de las 13 hs., habrá una manifestación frente al municipio por parte de propietarios, trabajadores, profesores y alumnos de gimnasios, natatorios, canchas de pádel o fútbol reducido, institutos de danza, pilates o yoga, pidiendo la apertura urgente de sus actividades, aun cuando la fase 5 de la cuarentena no se ha dictado en la ciudad.

Acerca de ello, se refirió este viernes uno de los impulsores de la autoconvocatoria, Matías López, quien enfatizó que “la manifestación nace desde el hastío, el cansancio y la necesidad. No hizo falta organizar demasiado, la gente necesita expresarse. Vamos con la férrea decisión de que nos den una fecha de apertura. No necesitamos que nos digan cuándo es la fase 5 de parte de la Provincia o el Estado Nacional”.

En tal sentido, graficó que la crisis socioeconómica es insostenible para el sector. “Piensen que entran a su casa ahora y su nene les pide algo especial para comer, y vos sabés que no tenés plata en tu billetera para poder hacerlo. Y que vayas a la puerta de tu casa y te encuentres los recibos de electricidad acumulados, que no los podés pagar, o que hayas hecho 15 años de esfuerzo, estudiado, capacitado y viajado para poder montar tu gimnasio y de repente llega esta pandemia y te corta tu trabajo”, manifestó.

Si bien sostuvo que “de buen corazón parás la actividad”, apuntó que “ya vamos cuatro meses… ese escenario de hombre, mujer o matrimonio, tirado en el living de su casa viendo cómo el político de turno le dice que tiene que aguantar… qué más hay que aguantar. Hasta dónde vamos a ir. Necesitamos fechas concretas, aguantamos la cuarentena más larga del mundo y no nos pueden pedir que aguantemos más”.

López siguió aseverando  que “si me dicen hay que esperar qué dice Provincia, yo les digo cuánto más hay que esperar. Si les pregunto a cualquier funcionario de este gobierno o cualquier otro si en estos últimos cuatro meses percibió su salario, seguro me va a decir que sí. La respuesta nuestra es que no, y eso es lo que nos moviliza”.

No obstante, resaltó que la idea es hacerlo “en un marco de paz y sentido común”, y llamó al acompañamiento de la comunidad. “Les pedimos que pongan el hombro para decir que estamos totalmente desconformes con esto. No podemos seguir reclamando por redes sociales sentados en un sillón. Necesitamos que nuestro reclamo tenga una cara visible. Ya no hablamos de cambiar el auto, sino de comer.  Tiene que pasar a ser un grito público”.

De haber una aprobación, López estimó que “el funcionamiento de un gimnasio va a estar supeditado a la cantidad de metros cuadrados que tenga, con un sentido de circulación y una distancia social. No difiere mucho de cualquier lugar al que vas en la cotidianidad”.

Y para el cierre concluyó de forma tajante que “parece que el que trabaja está en falta. ¿Trabajar está mal en este país? -se preguntó-. El trabajador ha sido el motor de este país y ahora por trabajar nos multan. Las muertes por enfermedades cardiovasculares en el país son las mayores, y la mejor manera de paliar una enfermedad de esas es haciendo ejercicios. Tenés 6 mil nuevos sedentarios en esta ciudad. Nosotros no somos recreativos, somos salud, no sé por qué nos están sacando de la ecuación”.

Comentarios

comentario/s